Páginas

miércoles, 11 de julio de 2012

La emancipación en el Código Civil

La emancipación es el hecho jurídico que permite a una persona menor de edad convertirse en mayor. Normalmente, se suele obtener al alcanzar la edad de 18 años, pero puede conseguirse también por otras vías como:

  • el matrimonio del menor, al menos deberá tener 14 años y obtener la dispensa por parte del Ministerio de Justicia; 
  • la concesión de los que ejerzan la patria potestad, conforme el artículo 317 del Código Civil el menor deberá tener al menos 16 años y consentir la emancipación. Se puede otorgar en escritura pública o por el encargado del Registro Civil;
  • por concesión judicial., de acuerdo con el artículo 320 del Código Civil se podrá dar en tres casos: uno, cuando quien ejerce la patria potestad contrajere nupcias o conviviere maritalmente con otra persona distinta del otro progenitor; dos, cuando los progenitores vivan separados; y, tres, cuando concurra cualquier causa que entorpezca gravemente el ejercicio de la patria potestad.         
La emancipación es importante pues no sólo significa salir de la tutela de los progenitores, sino que también implica que se asume la plena capacidad civil, conforme con el artículo 322 del Código Civil: 
"El mayor de edad es capaz para todos los actos de la vida civil, salvo las excepciones establecidas en casos especiales por este Código [Código Civil]".

Una de estas excepciones es para pedir un préstamo, vender o imponer cargas a un bien inmueble o a una empresa supuestos en los que necesitará el consentimiento de sus progenitores, tal y como señala el artículo 323 del Código Civil:
"La emancipación habilita al menor para regir su persona y bienes como si fuera mayor, pero hasta que llegue a la mayor edad no podrá el emancipado tomar dinero a préstamo, gravar o enajenar bienes inmuebles y establecimientos mercantiles o industriales u objetos de extraordinario valor sin consentimiento de sus padres y, a falta de ambos, sin el de su curador.
El menor emancipado podrá por sí solo comparecer en juicio.
Lo dispuesto en este artículo es aplicable también al menor que hubiere obtenido judicialmente el beneficio de la mayor edad". 

El artículo 324 dispone para el menor que consigue la emancipación por matrimonio lo siguiente: 
"Para que el casado menor de edad pueda enajenar o gravar bienes inmuebles, establecimientos mercantiles u objetos de extraordinario valor que sean comunes, basta, si es mayor el otro cónyuge, el consentimiento de los dos; si también es menor, se necesitará, además, el de los padres o curadores de uno y otro". 
¿Qué significa esto? Este artículo nos quiere decir que si dentro del matrimonio uno de los dos es mayor de edad por haber alcanzado los 18 años, el cónyuge menor podrá vender o gravar, por ejemplo, un piso tan solo con el consentimiento del mayor. Si ambos son menores, es decir, tienen menos de 18 años necesitarán el consentimiento de los progenitores de ambos.

Es importante tener en cuenta que para que la emancipación conste y pueda producir sus efectos ante terceras personas es necesaria que ésta se inscriba en el Registro Civil correspondiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada